Fertilizantes, la manera más práctica de mantener la belleza de nuestro jardín – Vivero Los Cabos Landscaping | Valor por naturaleza
Descarga de catálogo
Botón

Fertilizantes, la manera más práctica de mantener la belleza de nuestro jardín

.

24 julio, 2019

Fósforo, potasio, magnesio y nitrógeno nos dan la idea de una mezcla química un tanto explosiva, pero son la base más importante para que nuestras áreas verdes exploten pero de color, verdor y belleza en cualquier temporada del año.

Aparte de conocer los tipos de abono existentes en el mercado, es importante saber antes que nada, que a una planta sana no necesitamos aplicarle grandes cantidades de fertilizantes, pero darles nutrientes adicionales no les hará ningún daño cuidando que si nos excedemos podemos provocar que se llegue a quemar. Por esto, conocer los distintos tipos de abono es la mejor manera de darle a cada una de ellas exactamente lo que necesitan en cada ciclo de vida, por lo que siempre tendremos que administrarlos siguiendo con precisión las instrucciones del fabricante de cada producto.

 Comúnmente confundimos los productos al pensar que abonos y fertilizantes son iguales, pero no es así, pues los abonos se aplican periódicamente, mientras que los fertilizantes se usan de una manera específica y debemos tener cuidado de no abusar de ellos, como ya lo comentamos anteriormente, pues podemos empobrecer el suelo y matar a las plantas.

 Los fertilizantes químicos, minerales e inorgánicos  los podemos encontrar en diferentes formas, pero debemos elegir el más conveniente. Los sólidos tienen forma de bastoncitos o granulados, y los líquidos (como los ácidos húmicos) son solubles al agua y los podemos aplicar al momento de regar nuestro jardín y es uno de los mejores métodos para una fertilización uniforme de nuestro jardín, pero si tienes algunas plantas enfermas, te recomendamos acudir a los expertos de Vivero Los Cabos para poder compatibilizar la fertilización con los tratamientos, así evitarás dañar tus plantas y los nutrientes del suelo.

 Nuestras plantas, en especial el pasto necesitan fósforo, potasio y nitrógeno, este último es el más necesario pero su aplicación excesiva produce un crecimiento abundante, descontrolado y muchos otros problemas indeseables. Para saber cómo elegir el producto adecuado de acuerdo a la cantidad de nitrógeno en él vale la pena reconocer la numeración del etiquetado, el primer número del empaque de los fertilizantes es el porcentaje de nitrógeno, el segundo es el fósforo y por último el potasio. Es decir, un fertilizante 18-6-12 contiene 18 por ciento de nitrógeno, 6 de fósforo y 12 de potasio. Este número es importante porque determina la cantidad de producto que se necesita.

En la época de otoño e invierno necesitamos fertilizantes con un alto contenido de potasio, aunque en el césped se puede utilizar también en verano para su tolerancia a los cambios de estaciones, en su alta resistencia a las enfermedades y varios tipos de estrés. Siempre consulte a los expertos para saber cuáles son los porcentajes indicados para nuestro uso específico.

 Según su composición

Actualmente para enriquecer nuestro jardín tenemos solamente 2 tipos, el orgánico e inorgánico. Ambos tienen origen y composición diferente y cada uno tiene su característica particular para su uso específico.

  • Inorgánico. Este tipo de origen mineral, son productos creados equilibradamente en laboratorio y su formulación posee nitrógeno, fósforo, potasio y otros elementos clave como sustancias inorgánicas que enriquecen todavía más la fórmula. Su versatilidad de aplicación hace que encontremos la ideal para su aplicación: líquido, granulado, en varitas o soluble al agua.
  • Orgánicos. Su procedencia en natural casi en su totalidad, son los más respetuosos para el medioambiente. Además de fertilizar nuestras plantas, enriquecen el suelo. Su gran desventaja se centra en que poseen bajos nutrientes por lo que es necesario utilizar grandes cantidades o complementarlos con productos inorgánicos. Dentro de los principales productos orgánicos tenemos el estiércol, la composta, el humus o la turba y residuos de algas marinas.

Según su uso

De acuerdo al tipo de suelo que tenemos o por necesidades específicas, nuestras plantas requieren un tipo de producto específico que las ayude a mantenerse sanas y fuertes, aportandoles los nutrientes necesarios. Pero veamos los más comunes:

  • Universal. Su presentación más común es líquida, que  nos permite nutrir profundamente al momento del regado. Tiene una fórmula balanceada, con alta concentración de nitrógeno, un elemento que ayudará a vigorizar y fortalecer nuestras plantas tanto de interior como de exterior.
  • Rosales (florales). Todo mundo tenemos rosales, por lo que este es uno de los más comunes de encontrar en cualquier comercio. No solo nos sirve para rosales, por su formulación es perfecto para plantas arbustivas con flor como el hibiscus o jazmines. Este tipo está formulado para cubrir las necesidades de nutrientes con un elevado porcentaje de nitrógeno para fortalecer el crecimiento de las hojas; el potasio que no solo favorece la coloración de las hojas sino, también su resistencia; y por último incluyen magnesio, que es un potenciador de la fotosíntesis.
  • Plantas verdes. Por su alta concentración de potasio y hierro, lo hace un favorecedor de un  verdor natural pero intenso. Este tipo de formulaciones suele estar mezclada con humus para hacer todavía más fértil el suelo.
  • Frutales. Este es el producto perfecto para el crecimiento y maduración correcta de nuestros árboles frutales. La creación de fruta es uno de los procesos que más desgaste provoca en una planta, por lo que debemos mantener su belleza ornamental y lograr que produzca hermosos frutos por medio de una cantidad equilibrada de nitrógeno y potasio.
  • Sombra. Alto en potasio, el abono plantas de sombra las ayudará a crecer y florecer sin problema alguno, proporcionándole lo necesario para la acidez específica necesaria para este tipo de especies vegetales y para su correcta floración y resistencia

Lejos del tipo, forma o composición de fertilizantes o abonos para plantas, siempre debemos de tener en cuenta que son productos diseñados para proporcionar las necesidades nutricionales de cada una de las familias vegetales que podemos tener en nuestro jardín. Todos estos son auténticos aliados para que nuestras plantas crezcan fuertes y luzcan naturalmente y con todo su esplendor. 

Al momento de elegir el más adecuado hazlo correctamente con ayuda de los expertos de Vivero Los Cabos. Si tienes dudas o comentarios al respecto visítanos o comunícate con nosotros. Te esperamos.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1
Hola, ¿Cómo te podemos ayudar?
Powered by